miércoles, 14 de septiembre de 2011

NO QUEDAN DÍAS DE VERANO




¡Riiiiiiiiiiiiing!
El ruido de la última campana era atronador, molesto, pero dulce. Muy dulce. Para algunos es el momento más esperado de todo el año. Es el sonido que llevan deseando escuchar tanto tiempo y por el que han suspirado durante meses. Sirena de libertad. De verano. De vosotras. De quince días perfectos. Calor, bronceados, noches de estrellas y luna sin fin.

Ahora estamos aquí, viendo como el último sol del verano se pone. Después de noventa días que parecían no acabar nunca. Pero sí. Todo llega al final, por mucho que queramos impedirlo.

El viento se los llevó...
Un cielo de nubes negras cubría el último adiós.

1 comentario:

  1. te sigo! pasate por mi blog si quieres :)
    http://cometasporelcielolorena.blogspot.com/

    ResponderEliminar